En anteriores semanas publicamos dos artículos en nuestro blog analizando los cambios que la pandemia de COVID-19 está causando en el mercado inmobiliario, así como también el incremento de la compraventa de viviendas e inmuebles a ciegas, una práctica que es bastante habitual en épocas de crisis e incertidumbre. En este artículo queremos focalizarnos en analizar y entender cuáles son las inversiones inmobiliarias que serán más atractivas a partir de ahora, en un futuro post COVID-19.


Estado del sector inmobiliario antes de la pandemia de COVID-19 

El mercado inmobiliario español se encontraba en un punto dulce a principios de año, antes de la llegada del coronavirus a territorio europeo. Resultaba una inversión rentable, con precios al alza en el mercado de compraventa y una buena previsión también para el mercado de compra destinado al alquiler.

Hasta el mes de marzo se veían crecimientos en el sector inmobiliario respecto al año 2019, unidos también a buenas previsiones en el sector de la construcción. Además de los inmuebles destinados al alquiler turístico, que llevaban ya varios años posicionados como una inversión muy rentable, también aparecieron en el mercado inversiones destinadas al coliving, un sector que si se cumplen todos los pronósticos seguirá creciendo en el futuro. No obstante la llegada del coronavirus y el posterior estado de alarma significaron un frenazo en seco para cualquier inversión inmobiliaria, especialmente aquellas que dependían del sector de la construcción.


Oportunidades inmobiliarias después del COVID-19

inversiones inmobiliarias post covid

Las previsiones apuntan a un cambio en los gustos y patrones de consumo a nivel residencial, así como una bajada de la demanda (que ya se está produciendo) sobre todo causada por la incertidumbre económica actual.

Cómo vimos en nuestro artículo anterior el sector retail deberá adaptarse vía telemática, a través del reparto a domicilio o correr el riesgo de desaparecer.

Las grandes cadenas hoteleras deberán descapitalizarse para afrontar una caída de los ingresos a causa de una bajada de la movilidad y el turismo.

Sector logístico reforzado

Los procesos logísticos resultan claves para mantener el flujo de bienes y servicios hacia los puntos de distribución y tiendas, lo que significa que durante los próximos meses y años resultará muy rentable invertir en inmuebles destinados a uso logístico o de almacén, aunque no sirve cualquier inversión. Deberemos tener en cuenta que el inmueble se encuentre bien comunicado y que además disponga de los accesos y características que permitan que resulte un activo atractivo dentro del mercado de los espacios industriales.

Oficinas más flexibles 

oficinas flexibles
Oficinas flexibles

El teletrabajo ha llegado para quedarse y esto significa que las inversiones inmobiliarias en la oficinas deberán adaptarse a esta nueva realidad. Las inversiones inmobiliarias destinadas a oficinas deberán tener en cuenta factores como el de mayor flexibilidad, una mejor separación de los espacios de trabajo y mejora de los sistemas de comunicación e internet para facilitar el teletrabajo. También se verán beneficiadas aquellas oficinas que apuesten por un concepto más amable con el medio ambiente y que apuesten por la conciliación de la vida familiar y laboral.

Digitalización del sector inmobiliario

Poder visitar inmuebles de forma telemática sin desplazarse presencialmente será un punto que se valorará positivamente a partir de ahora. La crisis de covid-19 provocará una digitalización a marchas forzadas del sector inmobiliario, por ejemplo a través de la mejora de las tecnologías de realidad virtual para poder realizar visitas 3D o 360 desde el salón de casa. Y no se trata solo de la digitalización de inmuebles, sino también de la firma en remoto de contratos, mantener reuniones a distancia o a través de videoconferencia, y realizar las evaluaciones de riesgo o gestiones administrativas también por vía telemática. Los inversores y operadores del sector inmobiliario que apuesten por estas tecnologías con toda seguridad van a mejorar el flujo de leads y oportunidades de venta futuras.

El concepto de alquiler asequible 

coliving
Coliving, una apuesta de futuro

Actualmente el concepto de construir para alquilar está en entredicho a nivel turístico, por lo que la mayoría de esfuerzos se destinarán al mercado del alquiler. Además del coliving, un activo muy interesante dentro del mercado del alquiler inmobiliario es aquel que busca aquellos consumidores que prefieren lo que en inglés se denomina affordable rental housing, o permitir el acceso al alquiler a personas con bajos ingresos.

Aunque esta era una tendencia que se estaba dando antes de la pandemia de COVID-19, esta no ha hecho más que acelerarla. La problemática de este tipo de inversión es que necesita de la intervención de las administraciones para asegurar que los precios estarán correctamente regulados.